SANTO DOMINGO. Taiwán, la primera República de Asia, arriba este martes a su 106 aniversario de fundación, como un símbolo de esperanza, estabilidad y vitalidad, tal como lo fue al nacer en el año 1912.

La celebración encuentra a la nación abocada en profundizar sus vínculos con los diez miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, seis países en el Sur de Asia, Australia y Nueva Zelanda, así como con otras regiones del mundo.

Desde la segunda mitad del siglo XX, Taiwán ha sido una de las potencias económicas claves del mundo por su capacidad industrial, cuyo enfoque buscan cambiar para pasar de la manufactura a la innovación.

Como parte de esa iniciativa, sus autoridades tratan de convertir el país en un centro de la tecnología de energía verde. El objetivo es aumentar del casi 4% de la proporción de energía eléctrica producida vía recursos renovables a un 20% para el año 2025.

Los taiwaneses también buscan incrementar sus ingresos para la economía a través del turismo, con un programa para impulsar el sector con la promoción de los elementos más característicos de cada región.

Además, el gobierno se encamina a una reestructuración del sistema de pensión pública para hacerlo más sostenibles y favorecer más a los ciudadanos de menos recursos. Se proyecta, con una inversión público-privada, la construcción de 200 mil viviendas sociales asequibles para 2024.

Tsai Ing-wen, primera presidenta mujer de Taiwán, tiene en carpeta ejecutar el Programa de Infraestructura para el Futuro, con un presupuesto especial de US$14 mil millones para el primer período de la iniciativa, a cuatro años, que fue aprobado en julio por el Gabinete.

Los proyectos están centrados en el desarrollo de ferrocarriles, infraestructura digital, recursos hídricos, seguridad alimentaria, energía verde, desarrollo urbano y rural, incentivos para aumentar el índice de la natalidad y la cantidad de instalaciones para el cuidado infantil, así como la capacitación profesional y la creación de empleos.

Los taiwaneses buscan no quedarse rezagados y tratan de fortalecer y forjar relaciones más cercanas.

Para la festividad conocida popularmente como el Doble Diez o el Día Nacional de Taiwán, se abrirán al público las puertas del casi centenario Palacio Presidencial, desde el cual se podrá apreciar un vistoso espectáculo de luces.

Ya las diferentes embajadas y oficinas representativas de la República han realizado sus celebraciones con recepciones y actividades culturales para conmemorar la ocasión.

“Conforme se acelera el ritmo de las reformas y la renovación en Taiwan, se puede sentir mucho orgullo de la visión estratégica del Gobierno y los esfuerzos existentes para construir el futuro. El Día Nacional del Doble Diez es un momento para celebrar este compromiso y la sólida base social que lo hace posible: una creencia compartida en la democracia, la libertad, los derechos humanos y el mandato de la Ley”, destaca el portal de noticias Taiwán Hoy.

En el orden educativo

Nueve universidades taiwanesas están entre las mejores del continente asiático, conforme a la revista británica Times Higher Education. Se trata de las universidades: Nacional Tsing Hua (33ª), la Nacional Chiao Tung (39ª), la Nacional de Ciencia y Tecnología de Taiwan (41ª), la Nacional Cheng Kung (47ª), la de Medicina China con sede en Taichung (67ª), la Nacional Normal de Taiwan (88ª), la Médica de Taipei (91ª) y Universidad Nacional Sun Yat-Sen (99ª). Según la revista, el desempeño de las universidades fue evaluado tomando en cuenta la enseñanza, la investigación, las citas, las perspectivas internacionales y los ingresos de la industria, que se refiere a la capacidad de una universidad.