SANTO DOMINGO. El embajador de Taiwán descartó que el anuncio de que China Continental hará inversiones millonarias en el país pueda afectar las relaciones diplomáticas que por más de 75 años mantiene su nación con la República Dominicana.

Valentino Tang dice que hay algunas personas que exageran con supuestas inversiones multimillonarias, pero que en un país hay que ejecutar lo prometido y en tal virtud Taiwán no vende sueños, porque al fin y al cabo esos sueños se pueden convertir en pesadillas para otros países.

Tang agregó que Taiwán siempre cumple sus compromisos y puso como ejemplo que en el país la nación asiática ha ejecutado los proyectos como el Sistema de Emergencia 911, El Centro de Atención Integral a la Discapacidad del Despacho de la Primera Dama, y los proyectos de equipamiento de Infotep en varias provincias, entre otras asistencias técnicas y financieras a distintas instituciones.

Entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa D´ Agenda, que cada domingo se difunde por Telesistema Canal 11 el diplomático dijo que en 76 años de relaciones diplomáticas entre su país y la República Dominicana, la huella de Taiwán puede ser percibida en las 31 provincias y el Distrito Nacional.

Dentro del programa de cooperación citó también el aporte del doctor Yin-Tieh que introdujo nuevas técnicas para la producción de arroz en Bonao y que a sus 88 años de edad todavía tiene la voluntad de mantener su carrera ligada al pueblo dominicano, y eso es un hecho y no un sueño.

Valentino Tang dijo confiar que tanto el pueblo como el gobierno dominicano puedan apreciar esa amistad de parte de Taiwán en la parte de cooperación y en las relaciones diplomáticas con su país.

“Por lo menos yo como representante del gobierno de Taiwán, nosotros estamos cien por ciento seguros que esa amistad tradicional de 76 años va a seguir, y nosotros vamos a cumplir nuestros compromisos y va a seguir en el futuro la cooperación hacia la República Dominicana“, enfatizó el diplomático.

En cuanto a la inversión privada de su país en la República Dominicana, el embajador Tang mencionó una planta de energía solar en la provincia de Monte Plata con un monto de 115 millones de dólares.

Igualmente mencionó dos fábricas de zapatos deportivos en Santiago de los Caballeros, una de ella la Sun Jade con un capital de 35 millones de dólares, y la General Shoes con una inversión de 10 millones de dólares.

El embajador de Taiwán en el país anunció, además, que empresarios de esa nación asiática están explorando la posibilidad de hacer nuevas inversiones en zona franca en lo concerniente a tela sintética, dentro de otros proyectos que buscan aprovechar las ventajas que ofrece la República Dominicana para acceder al mercado norteamericano a través del Tratado de Libre Comercio con Centro América y los Estados Unidos conocido como el DR-CAFTA.

Buscan la paz respetando soberanía de Taiwán

El embajador de Taiwán Valentino Tang dijo que su país busca mantener una relación con China Continental mediante el diálogo y la cooperación, para contribuir al mantenimiento de la paz en la región y a nivel global.

“Nuestro gobierno que encabeza la doctora Tsai Ing-Wen está claramente en que nosotros mantenemos el status quo, que es mantener la paz en el Estrecho de Taiwán, porque usted sabe que ahora el mundo tiene muchos problemas, especialmente el caso de la Península de Corea con un gran arsenal, y un estallido no es un problema regional, es mundial, y por eso nosotros cuidadosamente manejamos nuestras relaciones con China Continental, siempre con un tratamiento de igual a igual“, explicó el embajador Tang.

Insistió en que eso tiene que darse en el marco del respeto de un Estado, porque Taiwán es un país soberano, que tiene su pueblo, ejército y soberanía desde hace mucho tiempo y no se puede ignorar esa realidad.

“Y para nosotros lo más importante en la diferencia que mantenemos a ambos lados del Estrecho de Taiwán es que nosotros somos un país democrático como la República Dominicana, respetamos la democracia, los derechos humanos, nuestro estilo de vida y eso no lo podemos abandonar“, argumentó.

Agregó que en la parte de China Continental no tienen esos derechos, y hasta ahora en el otro lado del Estrecho no pueden designar su presidente a través del voto popular, y Taiwán como un país democrático lo elige a mediante el sufragio universal“, aclaró.

“Nosotros elegimos nuestros presidentes, pero del otro lado no es con votos, es con dedos, que significa decir éste es mi sucesor, esa es la gran diferencia“, precisó el embajador Valentino Tang.

Sostuvo que Taiwán respeta y valora la virtud de los valores democráticos que disfruta su pueblo, y espera que en el futuro en la otra parte del Estrecho también puedan disfrutar de esos derechos humanos.