SANTO DOMINGO. La Policía Nacional informó que Juan Carlos Zapata, alias Kiko 7, acusado del rapto y muerte de Eddy Manuel Peña Cabrera, admitió haber cometido el crimen al momento de su apresamiento, que se produjo la noche de este jueves en el municipio de Higüey, provincia La Altagracia.

Al ofrecer la información durante una rueda de prensa, el vocero de la institución, coronel Frank Félix Durán Mejía, detalló que Zapata Mendoza fue apresado junto a su esposa, identificada como Yaniris del Carmen Ulerio, y a otro hombre, de quien no ofrecieron sus generales.

El parte policial establece además, que al acusado de homicidio se le ocupó una pistola con su cargador y 14 cápsulas, que sería el arma homicida; seis radios de comunicación y un teléfono celular.

Mientras que a Yaniris y al otro hombre, detenidos para fines de investigación, se les ocupó RD$9,500 en efectivo, teléfonos celulares y distintas prendas de vestir.

La Policía explicó que la profundización del caso está en manos del Ministerio Público.