WASHINGTON. El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, señaló hoy a diez países con los que puede haber desajustes comerciales que requieran medidas correctoras, al tiempo que opinó que es necesario “actualizar” la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Ross presentó unas primeras conclusiones tras el comienzo de una revisión ordenada a finales de marzo por el presidente estadounidense, Donald Trump, para dar con las “violaciones” de las normas comerciales con Estados Unidos y los actores “tramposos” que exportan al país.

El secretario señaló a China como el principal responsable del déficit estadounidenses seguido de otros como México, Alemania, Irlanda, Vietnam, Italia, Corea del Sur o India.

Ross dijo que la revisión aún no ha terminado y que todavía no se han presentado conclusiones o medidas correctoras al presidente, que desde que llegó al poder en enero ha suspendido el Acuerdo de Cooperación Transpacífico (TPP) y ha criticado otros acuerdos multilaterales como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Ross recordó en una rueda de prensa en la Casa Blanca hoy que el examen es el primero en la historia estadounidense que determinará las carencias de acuerdos comerciales que no respondieron a las expectativas, así como a los problemas del sistema multilateral comercial que regula la OMC.

“La OMC no funciona bien en asuntos como los problemas de propiedad intelectual o la economía digital”, opinó Ross, quien también lamentó el “problema estructural” que hace que el sistema de resolución de conflictos sea excesivamente lento.

En este sentido consideró que es posible mejorar y modificar la OMC para que responda mejor a los desafíos actuales.

“No todas las importaciones son malas y no todos los países en desarrollo exportan por debajo de coste. Pero por eso mismo hay que diferenciarlos y ver si hay violaciones”, explicó Ross.

Ross reiteró que como en el caso del TLCAN, que Trump pidió renegociar a México y Canadá, salirse de un acuerdo comercial es “el último recurso”, pero mantiene su intención de no buscar acuerdos comerciales multilaterales y revisar los bilaterales.